Sanitarios

Sanitarios


Uno de los desafíos de la lucha contra el dopaje es evitar que los deportistas puedan ser sancionados por haber consumido de manera no intencionada  sustancias prohibidas en el deporte.

Las principales causas de los resultados positivos no intencionados provienen del consumo de medicamentos en cuya composición aparecen sustancias prohibidas en el deporte y complementos alimenticios contaminados.

Además, otra de las causas de los resultados positivos no intencionados es el desconocimiento de las herramientas que la administración ha previsto para gestionar el tratamiento de patologías con sustancias prohibidas, las llamadas autorizaciones de uso terapéutico.

La AEPSAD pone a disposición de todos los deportistas los medios necesarios para la consulta de aquellos medicamentos que contienen sustancias prohibidas en el deporte y alerta sobre los complementos alimenticios contaminados. Sin embargo, se considera una prioridad que los profesionales sanitarios que interactúan o asisten a los deportistas puedan dar respuesta a las necesidades e inquietudes que tanto ellos como las personas de su entorno (compañeros, entrenadores, familiares, etc.) puedan tener. Con estas medidas, lo que se pretende es evitar las sanciones por consumo involuntario de sustancias prohibidas en el deporte o por desconocimiento de la normativa.